¿Está buscando el proveedor de alojamiento web adecuado para alojar o crear su sitio web?

Hoy en día existe una gran cantidad de servicios de alojamiento web, y tratar de decidir cuál es el mejor puede terminar causándole dolor de cabeza.

Para que su decisión sea certera y no le provoque un dolor de cabeza, es útil si sabe qué buscar. Si lo hace, podrá examinar sus opciones mucho más rápido y descubrir cuál se adapta a sus necesidades.

Tipos de servicios de alojamiento web

Para cualquiera que no esté familiarizado con el alojamiento web, puede ser una sorpresa que en realidad haya muchos tipos diferentes de servicios de alojamiento web. Algunas de las opciones más comunes son:

Alojamiento web compartido que normalmente es de bajo costo pero aloja su sitio web en un servidor compartido por muchos otros. Debido a que es compartido, el rendimiento puede no ser tan bueno, especialmente si algún otro sitio web en el servidor compartido está acaparando sus recursos.

El alojamiento web de Virtual Private Server (VPS) consta de un único servidor físico que se divide en servidores separados, cada uno de los cuales actúa de forma independiente. Cada servidor VPS tiene sus propios recursos dedicados, por lo que no tiene el mismo problema que los servidores web compartidos.

Los servidores dedicados implican alquilar un servidor físico completo y tener control total sobre él. Es la mejor opción para grandes sitios web o empresas que desean tener su propio servidor pero no quieren preocuparse por la vivienda o el mantenimiento.

Si bien los tres tipos enumerados anteriormente son los más comunes, también hay otros tipos de servicios de alojamiento web disponibles, como es el caso del Cloud Hosting, un tipo de alojamiento web que utiliza servidores de alto rendimiento y en espejo para su funcionamiento, esto permite a los usuarios disponer de una cuenta hosting mas rapida y segura.

Sería mejor repasar todas sus opciones y determinar qué tipo de servicio se adapta mejor a usted, antes de mirar otras áreas.

Recursos disponibles

Uno de los principales factores que debe tener en cuenta al elegir un proveedor de alojamiento web son los recursos disponibles. Por lo general, eso abarca:

Ancho de banda en términos de la cantidad de datos que se puede transferir. La mayoría de los servidores web tienen limitaciones estrictas de ancho de banda, y algunos pueden acelerar la velocidad o suspender el sitio web después de que se excede.

El espacio de almacenamiento es la capacidad total que está disponible para usar. Si bien la mayoría de los sitios web no requieren tanto espacio de almacenamiento, si aloja muchos videos o imágenes de alta calidad, puede ser una historia diferente.

Además del ancho de banda y el espacio de almacenamiento, es posible que deba mirar la CPU y la RAM si está ejecutando un sitio web grande y popular. Sin embargo, para sitios web más pequeños, la CPU y la RAM de stock son generalmente más que suficientes.

Cabe señalar que, aunque algunos paquetes de alojamiento pueden ofrecer recursos "ilimitados", siempre debe leer la letra pequeña. La mayoría de las veces es probable que haya condiciones asociadas.

Escalabilidad

Muchos propietarios de sitios web nuevos a menudo pasan por alto la escalabilidad al elegir un servicio de alojamiento. Lo más probable es que si haces lo mismo, te arrepentirás más tarde.

En pocas palabras, debe tratar de ver lo fácil que es "ampliar" su sitio web si surge la necesidad. Por ejemplo, si comienza con un plan de alojamiento web compartido, ¿podrá cambiar fácilmente a un VPS si su sitio web se vuelve popular y los recursos que requiere comienzan a crecer?

Además de la escalabilidad a largo plazo, también debe considerar a corto plazo. En otras palabras, si de repente tiene un aumento en el número de visitantes, ¿su servicio de alojamiento web le proporcionará formas en que puede lidiar con él, como mediante la compra de ancho de banda adicional?

En general, su objetivo debe ser encontrar un proveedor de alojamiento web que le permita hacer frente al crecimiento a corto y largo plazo.

Otros factores

Además de las áreas enumeradas anteriormente, hay varios otros factores que debe tener en cuenta al elegir un proveedor de alojamiento web, a saber:

Características importantes como un creador de sitios web, almacenamiento SSD, panel de control, plataformas de correo electrónico, dominios múltiples y cualquier otra cosa que pueda necesitar.

Ubicación del servidor que debe estar cerca de la ubicación de donde proviene la mayoría de su tráfico.

Historial de tiempo de actividad que le permitirá saber qué tan confiable es el proveedor de alojamiento web y si ocurren interrupciones frecuentes.

Opciones de soporte y disponibilidad para que pueda obtener ayuda rápidamente si es necesario y preferiblemente contactar al personal técnico sin ninguna dificultad.

Todos estos factores son importantes al elegir un proveedor de alojamiento web, y es mejor no ignorar ninguno de ellos. Por lo menos, si miras a cada uno cuidadosamente, deberías ser capaz de evitar cometer errores que volverán a morderte en el futuro.

Saber qué buscar en un servicio de alojamiento web debería ayudarlo enormemente. El siguiente paso es comenzar a investigar y observar los diversos servicios disponibles.

Naturalmente, eso requerirá tiempo y esfuerzo, pero definitivamente valdrá la pena a largo plazo.