Cada día los países empiezan a entender que la educación es uno de los factores claves para impulsar su ciencia y su economía. Pero cualquier educación que no consiga motivar a quienes la reciben está destinada al fracaso, más tarde o más temprano. Por muchos planes que se diseñen o por mucho presupuesto que se disponga, si el estudiante no está interesado en aprender, no lo hará. 

El uso de las nuevas tecnologías puede ayudar a cerrar las brechas de conocimiento.

Existen universidades presenciales que cuentan con una alta calidad y otras que no. Esta oposición también es válida para otros escenarios, por ejemplo, no todas las universidades privadas y públicas son de excelente calidad, es muy relativo. 

En realidad, lo exitoso de la educación virtual depende de muchos aspectos para tener una mejor calidad. Existen programas de educación virtual con altos estándares de desempeño.

Y en el sector empresarial está creciendo de forma espectacular porque los empleadores ven en ella una oportunidad para que sus empleados fortalezcan sus capacidades y sus destrezas sin tener que ocupar tiempo y en algunos casos dinero. 

Con el avance de la tecnología ha venido creciendo el desarrollo de nuevas herramientas que posibilitan y potencian aún más el acceso a la educación virtual. 

Integrar las tecnologías de la información y comunicación al proceso de enseñanza y aprendizaje se ha convertido en una necesidad en todos los niveles de la educación. Las herramientas actualmente disponibles permiten no sólo tener acceso a la información en varios formatos, sino también compartir opiniones e, incluso, generar conocimiento de alto nivel.

Este nuevo modelo de enseñanza o de aprendizaje, esta adquiriendo cada vez más y más fuerza debido a que las personas están interesadas en incursionar en el, ya que les ofrece la posibilidad de estudiar desde la comodidad de su casa y tomar cursos totalmente virtuales, que de igual manera los enriquecerán en cuanto a conocimientos y aprendizaje se refiere.

En consecuencia, y como parte de este proceso, la educación en línea o e-learning gana cada vez más aceptación y se extiende tanto en el campo de la formación formal (la impartida en institutos, universidades, academias y escuelas) como en el campo de la formación corporativa (la facilitada por las empresas a sus empleados para su mejor desempeño y evolución profesional).

En el 2016, casi tres millones de estudiantes estuvieron matriculados en programas totalmente en línea y seis millones que tomaban al menos un curso en línea como parte de su programa de estudios, la educación en línea se ha convertido claramente en una de las alternativas de educación superior más populares.

Educarnos, leer, prepararnos de forma autodidacta y poner a prueba nuestras propias teorías es en resumen la esencia de los nuevos modelos de aprendizaje, que día a día se vuelven más populares y se tornan protagonistas en un esquema global. Instituto Intelligy se rige bajo este esquema y te brinda la oportunidad de capacitarte en temas de ingeniería de manera totalmente gratuita.