Gracias a la llegada de la convergencia tecnológica se creó el camino para que los agentes de la industria de las telecomunicaciones cambiaran de estrategia y empezaran a ofrecer soluciones personalizadas en función de los intereses de cada uno de sus clientes y no solamente oferten tecnología.

Las últimas dos décadas han sido bombardeadas por oleadas de continua transformación en tecnología e información que impulsaron el elevado crecimiento de la industria de las telecomunicaciones.

Estas transformaciones fueron el resultado de una necesidad a corto y medio plazo, impulsada por el competitivo entorno actual y por el deseo de las personas de mejorar las comunicaciones, representada por la migración de las redes hacia una infraestructura basada en paquetes, poniendo especial énfasis en el protocolo de Internet.

La necesidad de comunicarse entre personas geográficamente distantes de forma económica, rápida y eficaz rediseño las redes convergentes y cambio la capacidad, característica y conveniencia de los medios de transmisión a emplearse.

Mediante una infraestructura convergente los proveedores de servicio lograron reducir costos operativos sobre la red y así poder ofrecer servicios unificados mediante una plataforma común.

Podríamos considerar a la convergencia tecnológica como el marco de referencia en la futura evolución de las redes, el internet y el comercio electrónico. El potencial transformador de este fenómeno de la convergencia puede apreciarse en tres niveles distintos: tecnología, industria y servicios.

Y ha sido el principal impulsador de la fusión de la informática y las telecomunicaciones, así como el culpable del acercamiento o aproximación entre los medios audiovisuales de la radio y televisión digital con las telecomunicaciones.

Debido a la adhesión a los protocolos de comunicación abiertos (TCP/IP), el mundo ha sido testigo de la expansión vertiginosa de la red Internet. Una expansión que no solo afecto la forma de comunicarnos, vivir, aprender y los medios audiovisuales, sino que también revoluciono por completo la forma de comercializar de las empresas.

Esta revolución constituyó un nuevo movimiento de naturaleza estructural, que ha impactado y seguirá impactando el ámbito político y económico alrededor del mundo.

La revolución iniciada por la convergencia tecnológica en el sector de las telecomunicaciones, en particular en los servicios por medio de plataforma IP en banda ancha, ha transformado, de forma radical, las fronteras de las firmas, mercados y sectores de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), así como también al comercio mundial. Y ha facilitado en gran medida el ingreso de la mayoría de las innovaciones que genera el sector científico en el mercado de los servicios y productos.

La convergencia tecnológica ha sido posible debido al salto conceptual tecnológico que permite la homogeneización de los soportes, productos, lógicas de emisión y consumo de las industrias de las telecomunicaciones, la informática, los contenidos audiovisuales, la prensa escrita y la edición. Esto supuso la innovación de tecnologías, culturas y tradiciones de producción. Y realizo una revolución significativa en las culturas de producción, formas de organización, rutinas de trabajo, de consumo de bienes y servicios, así como también en las políticas de reglamentación y control.

Ese salto conceptual tecnológico se ha convertido en una tendencia que se mantiene aún hoy y seguirá evolucionando con el tiempo y gracias a esto hemos sido testigos experimentales de la convergencia entre diferentes tecnologías, como son los entretenimientos - juegos, la reproducción de contenidos multimedia -música, videos e imágenes- y su asociación a la comunicación y uso en los teléfonos inteligentes. Podemos decir que los dispositivos móviles constituyen la base de la producción y la circulación de información y datos a gran velocidad, a bajo costo y con alcance mundial y han sido actores principales en la convergencia tecnológica y en la revolución de las telecomunicaciones, el internet, las técnicas de conmutación de paquetes y el comercio electrónico. Y todo esto ha sido posible por la integración de los sistemas ópticos, la electrónica, las telecomunicaciones, la microelectrónica y los ordenadores. Además este camino convergente ha sido posible por la creciente digitalización del contenido y por el paso a redes basadas en IP (Protocolo de Internet), lo que permite el manejo de un código común, y la combinación y comunicación de las diferentes tecnologías.

La actual convergencia tecnológica de los medios de información y comunicación, la aplicación de las técnicas de conmutación de paquetes, y la evolución del Internet están transformando los hábitos tecnológicos y sociales de las personas alrededor del mundo, pero sobre todo, de las industrias que trabajan en ellos, tanto en la preparación y desarrollo de sus servicios como en la producción y realización de nuevos contenidos, productos y servicios. Y el impacto social de esta convergencia se traduce no sólo en el campo de la mercadotecnia, el entretenimiento o la información donde se utilizan asiduamente los medios de comunicación, sino que también incide directa y muy rápidamente en su aplicación para la cultura, la educación y el comercio electrónico.

Podemos concluir afirmando que la convergencia tecnológica, el surgimiento y revolución de las redes de telecomunicaciones y la aplicación de las técnicas de conmutación de paquetes, rediseñaron el Internet, los medios de comunicación, el entretenimiento y la forma de vivir, socializar, aprender y hacer negocios en el mundo de hoy, garantizando para los próximos 20 años el acceso a sistemas de comunicaciones de alta velocidad y bajo costo.

Y han logrado ofrecer a las empresas la oportunidad de relacionarse con un mercado global totalmente interactivo, donde las comunicaciones con sus clientes y potenciales clientes, las transacciones y recolección de información, entre otras actividades, pueden realizarse en línea, de forma rápida y segura. Permitiendo a las empresas incrementar su eficiencia, automatizar los procesos de administración y producción; acelerar las compras y entregas de productos y mejorar la distribución, transforman de una manera radical y absoluta la forma de hacer comercio a través de Internet.

En conclusión rediseñaron y continuarán transformando todas las actividades humanas.